OLIMPÍADAS QUE LLEGARON AL CORAZÓN

Cada Clausura de los Juegos Olímpicos, nos deja ese sabor nostálgico de querer más. Inclusive pensamos que los queremos todos los años, pero perderían su esencia, su nivel de importancia y de emoción.

El evento fue un golpe duro a la ignorancia de aquellos con aún tienen mentes prehistóricas y separatistas por razones de razas y cultura. Los atletas mostraron compañerismo y honraron el ideal atlético.

En estos juegos, una vez más el espíritu deportivo de sus competidores se puso de manifiesto cuando en etapa clasificatoria de los 5.000 metros femeninos, la neozelandesa Nikki Hamblin y la norteamericana Abbey D´Agostino tropezaron y cayeron en la pista, D´Agostino ayudó a levantarse a Hamblin para continuar la carrera, pero la estadounidense cayó debido a su rodilla lesionada, pero Hamblin renunció a la carrera y se quedó auxiliando a su colega, para llegar juntas a la meta.

Entre muchas ocasiones de compañerismo ocurridas en diversos juegos, aquí resaltamos algunas:

Seúl 1988—EL canadiense de velerismo Lawrence Lemieux sacrificó su chance de medalla, cuando yendo en segundo lugar, observó que el bote del equipo de Singapur se había volteado y sus dos marineros estaban a la deriva. Con viento en contra, Lemieux acudió al rescate temiendo que la corriente los arrastrara, eventualmente terminó de 11 y le fue concedido el premio Pierre de Coubertin por su acción.

Beijín 2008—El ya eliminado equipo croata de vela, se enteró que los daneses que lideraban la especialidad para la última competencia, habían sufrido la rotura del mástil de su embarcación. Pavle Kostov y Petar Cupac salieron rápidamente y acondicionaron su embarcación para prestarla a los daneses que salieron con cuatro minutos de retraso con respecto al resto, aunque llegaron de séptimos, tuvieron los puntos suficientes para obtener la medalla de oro.

Londres 2012—El mundo de la natación estaba en shock, cuando en abril del 2011 el campeón mundial de 100 metros pecho, el noruego de 26 años Alexander Dale Oen, había fallecido de un infarto en Arizona donde entrenaba para los juegos, su gran amigo el nadador húngaro Daniel Gyurta, se llevó la medalla de oro en los juegos y mandó hacer una similar para entregársela a la familia de Dele Oen. “Alexander era un gran competidor y mejor amigo, no tengo duda que me hubiese superado en estos juegos, esta medalla es por los logros que aún le faltaban conquistar debido a su trágica muerte.”

Atenas 2004—El brasileño Vanderlei de Lima lideraba el maratón, cuando un lunático aficionado lo empujó fuera de la ruta. De Lima terminaría tercero con la medalla de bronce, pero todos coinciden que hubiese ganado el oro sino hubiese sido por el intempestivo momento. Cuando entró al Estadio Panathinaikos, el público se puso de pie aplaudiendo porque habían presenciado en la pantalla gigante lo acontecido. En las olimpíadas en Brasil le fue concedido el honor de encender la llama olímpica en la inauguración de los juegos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s