EL Intercambio de esposas

En el béisbol no solo se han hecho cambios entre jugadores, también las esposas cuentan.

En Hollywood, Ben Affleck y Matt Damon, quieren llevar a la pantalla grande, la historia verdadera de unos de los momentos más bizarros en la pelota, que envolvió a los jugadores de los Yankees de Nueva York, Mike Kekich y Fritz Peterson.

Siempre se ha dicho dentro del ambiente peloteril que los lanzadores zurdos tienden a tener un temperamento disparatado. Pero este par de pitchers de la mano izquierda, llegaron al extremo cuando acordaron intercambiar sus esposas.

Ambos jugadores se conocían desde 1979 y en diversas ocasiones salían junto con sus parejas a socializar, hasta que al final de la temporada de 1972, Kekich se fue a vivir con Marilyn Peterson y Fritz se mudó con Suzanne Kekich. Los esposos se mudaron de casas, pero las esposas se mantuvieron en las de ellas, con dos hijos y un perro cada una.

Ambos jugadores hicieron pública su situación en los entrenamientos de primavera de 1973 y alegaron que no cambiaron de esposas, sino de vida. Kekich y Marilyn duraron unos meses juntos para luego separarse, mientras que Frtiz y Suzanne se casaron en 1974 y están y se mantienen juntos hasta ahora. “No fue algo sucio, sino una verdadera historia de amor,” dijo Peterson recientemente.

Kekich está casado y vive en Nuevo México y amenazó con demandas sobre la realización de la película, aunque Affleck y Damon que son grandes aficionados del béisbol, mantienen que si realizarán la filmación. Por su parte, Peterson estuvo de acuerdo en ser parte del cuerpo de asesores de la producción de “The Trade” (el intercambio). Los ex lanzadores no tienen comunicación el uno con el otro hace más de 10 años, “No tenemos nada en contra, simplemente tomamos caminos diferentes,” comento Fritz.

Peterson participó en un Juego de Estrellas y ganó 20 juegos para los Yankees en 1970, Kekich no tuvo grandes temporadas en Grandes Ligas, pero si se destacó en el béisbol invernal de México y Venezuela.

Estos jugadores definitivamente le dieron un nuevo giro a la frase: “te regalo mi esposa!”.

Mike Floreskekich-peterson

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s